Mi Gala

Iba a escribir su nombre y solo puse linda,
imaginé sentir una flor y recordé sus mejillas,
pensé en la calma y sus ojos la irradian,
es tan bonita que hasta me hace ver bien.
Sus piernas son tan fuertes que hasta se definen,
sus brazos no son muy largos pero alcanza para abrazarme,
es tan alta como para caber en mi pecho
y tan bajita que al pararse en puntillas beso su frente.
Sus cabellos suelen ser color del sol, a veces de miel,
su sonrisa es algo tímida, ella suele ser tímida,
pero conmigo no siente pena, no siento pena,
esa arruguita en la nariz cuando ríe a carcajadas.
Me gusta que se siente segura de sí misma,
me habla cosas desconocidas, me enseña mundos nuevos,
abre sus sentimientos y me lleno de ella,
hay una complicidad inestipulada, pero ahí está.
Me gusta cuando me hace saber que le intereso,
me gusta que le guste como soy, que le gusten mis cosas,
me gusta su sinceridad, como me hace sentir,
y es que me gusta porque es la más guapa en mi corazón.
Category(s): Poesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *