Déjeme enamorarnos.

Usted me ha gustado,
usted me gusta,
usted es linda,
usted es hermosa,
usted es preciosa.

Nos conocemos quizá,
los saludos al rato ni cuentan,
la química y la tensión sí.

La veo tan linda,
tan tierna, tan dulce,
tan frágil,
tan pequeña y suavecita,
tan usted.

Nos conocimos sábado,
pasó el jueves
y una semana hasta el viernes.

Tan lejos que la hacía,
tan acá y no nos vemos,
tan superior y tan iguales.

Su voz me gusta,
sus ojos se ven sinceros,
su pelo es lindo
y usted no me intimida.

De usted me he enamorado sábado,
jueves y viernes;
de usted puedo seguirme enamorando
jueves, viernes y sábado.

De usted puedo enamorarme esos días,
puedo enamorarla esos días,
podemos amarnos esos días,
pero si quiere y me deja
puedo enamorarnos siempre.

Category(s): Poesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *