Años maravillosos.

Quizá no siempre estoy cuando me lo piden,
quizá no siempre contesto a tiempo,
quizá no siempre respondo a todo,
quizá es porque a veces me despierto queriendo respirar.

Si he sido egoísta es porque he pensado a posteridad en ambos,
si he molestado a alguien es porque la mentira no es mi amiga,
si he hecho llorar a alguien es porque la verdad me hace crecer,
si he perdonado es porque busco el perdón de quienes he lastimado.

Cuando he hecho reír a alguien en su mayoría es por mi torpeza,
si he perdido a quien he amado, ha sido porque no nací aprendido en el amor,
si pocos me han visto llorar es porque me da miedo ser vulnerable,
si ven dos caras en mi rostro es porque no todos merecen mi amor ni que les ignore.

Si me han calificado de mujeriego ha sido porque busco a quien amar,
si me tildan de rebelde, es porque no me opaco ante la injusticia,
si me dicen revolucionario, es porque la intento construir día con día.

Quizá ya no tenga la fuerza y la agilidad de cuando adolescente,
quizá hayan pasado muchos veranos y apreciado pocos,
quizá no soy lo que soñé pero me he convertido en el hombre que quiero,
quizá aún no me ames pero he aprendido a amarte en secreto.

No tuve los lujos con que soñamos de niños, pero tuve la mejor niñez,
no tuve el mejor vecindario pero conocí mis mejores amigos en él,
no tuve los mejores paseos pero tuve a mi papá,
no fui al mejor colegio pero mi padre me enseñó todo de la vida.

No siempre hablamos mucho pero aprendí a callar y escuchar,
no siempre tengo las mejores respuestas, no siempre digo lo correcto,
no siempre digo lo que esperas escuchar pero digo lo que siento.

 

18 Setiembre 2012

Category(s): Poesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *