Deseo infiel.

De amores locos y perdidos,
de sueños fugaces y deseos intensos;
de caprichos insostenibles y aventuras venideras,
de sonrisas compartidas y besos a medio labio,
de cabellos castaños y una pieles suaves.

De un complejo de madurez y un intento por alcanzarlo,
de un esfuerzo de humildad y un intruso que llegó antes.

De una jerarquía familiares ajenas a vos y yo;
de dos relaciones muertas en viviendo por inercia;
de una voz suave y cambiante y una mirada atenta,
de unas manos delicadas y una cintura delgadita;
de unas piernas estiradas y un rostro fino,
de un joven viejo que se encuentra en ella.

De una joven dejando de ser niña,
de una niña que quiere ser mujer con ese que la atiende,
de un macho que cuida lo que el puberto nunca ha sabido,
de un enamorado de una enamorada no correspondida
por aquel que la posee y le tiene herida.

De dos infieles en sus deseos y pensamientos,
de dos infieles que se desean y se roban miradas;
de dos que se hablan al oído y se sonrojan,
de dos que se insinúan besos con miradas,
de dos que saben pueden amarse,
de dos que saborean en secreto sus alientos sin tocarse los labios.

De dos que sus hormonas los traicionan y los llaman,
de dos que quieren ser uno pero ocupan dejar de ser cuatro.

De dos que viven al lado pero sus mundos están lejos,
de dos dispuestos por amor que no se animan,
de dos que saben amar y desear en silencio.

De dos que conocen el sabor de sus labios sin besarse;
de vos y yo caminando de la mano,
de vos y yo soñando amarnos es que se ha construido este amor.
Marko González |

Infidelitas.

Infidelitas | Giotto di Bondone, 1306

7 Agosto, 2013

Category(s): Poesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *